Fatiga: el mayor problema de la Realidad Aumentada

Fatiga: el mayor problema de la Realidad Aumentada

La vida no es de color de rosa, así que la realidad aumentada tampoco se libra porque ya se ha descubierto su mayor problema:  la fatiga. Ciertos expertos han analizado el uso prolongado de esta tecnología que ofrece muchísimos beneficios que atienden a ciertos fines. Sin embargo, la realidad aumentada puede tener un serio problema por delante.

Problema derivado

Estamos ante un problema derivado del uso de smartphones, los cuales son los principales dispositivos que soportan realidad aumentada, ya que están al alcance de todo el mundo. Por tanto, estamos dependiendo de unos dispositivos que se han colocado en nuestras vidas y nos han alterado un poco ciertos aspectos.

Numerosos estudios aseguran que el uso prolongado de smartphones producen efectos realmente negativos en la personalidad, como cambios de estado de ánimo o reducción del sueño. También pueden afectar a nuestra forma de relacionarnos con las personas, haciéndonos más tímidos o comunicándonos peor, como no mirar a los ojos, por ejemplo.

Por tanto, el problema de la fatiga no es un problema esencialmente surgido de la realidad aumentada, sino del uso excesivo de smartphones. Naturalmente, esto afecta a la realidad aumentada, una tecnología que puede verse perjudicada por los efectos de los smartphones sobre los usuarios.

El cansancio hace mella

Esta frase nos viene como anillo al dedo porque este cansancio o fatiga es lo que va a determinar si usaremos más o menos esta tecnología. De momento, podemos afirmar que es cierto que en el futuro se va a usar más esta tecnología, pero no durante más horas, salvo casos extremos.

El estar tanto tiempo delante de una pantalla de pocas pulgadas hace que nos cansemos, más aún si tenemos que estar pendiente de la cámara y de lo que proyecta.

Pérdida de control sobre lo que te rodea

No es un problema que esté relacionado con el cansancio, necesariamente, pero que va ligado al uso de la realidad aumentada. Son muchas las personas que van con sus terminales andando por la calle y perdiendo el control de lo que les rodea, incluso llegándose a chocar con las paredes o farolas.

El uso de la realidad aumentada va a depender muchas veces de la cámara, algo que puede ser perjudicial para el transeúnte, como ya hemos visto en aplicaciones o videojuegos como Pokemon Go, cuyos usuarios reportaron tener accidentes por un uso incorrecto de ésta.

 

By | 2018-12-20T16:45:45+00:00 diciembre 10th, 2018|Uncategorized|0 Comments